viernes, 31 de octubre de 2008

RETIRO

MULETAS


Vos

¿Pero qué de vos?

Lo que sea

No quiero perderlo

¿Qué parte mía ama –dice amar-

Una parte tuya?

Muletas

Contrapesos

Deudas

Prendas que nunca desabroché

Imploraciones

De quien se acuesta en medio del caos

Ni siquiera te pierdo

Libre

Prendido de un borde

Te sofoco

Te distraigo

Trastabillas



ESTE CHICO DESCALZO TAN REAL

Este chico descalzo tan real

Tan oficial, tan de costado

Los gestos simples

Las frases hechas

Los trajes de bufón



Proyectado con poder de misil

De las miradas cálidas

De los programas

Los gastos decimales

Lejos de todo, lejos de sí



(En ciertas cajas de resonancia

Hasta la risa de los chicos pobres

Huele a tinieblas

A amenaza

A cancel)



LA BABOSA DEL DEVENIR

La babosa del devenir

Y su ritmo constipado

Absorben mi fugaz aparición

Amores, referencias

Y este lugar desgraciado

Amargo, escaldante, muy largo



Mate turbio

Será el resto de la vida

Víctimas de víctimas

La criaturita humana encinta

Sin juguetes ni ascendencia

Matrizada en serie

Martirizada

Rodajas de satén

Al aceite eficaz



El futuro esposo pierde en las miradas

Ante el asesino de ocasión

Aquí nadie prueba ya

Un vaso de vino

Sin un escriba liboso

Y la voz que anuncia la combinación

Suena tan empresaria, despreocupada, eficiente

Como si fuera en serio

Y no en serie



PARA MI CIELO PERSONAL

Para mi cielo personal agendaría

Las mujeres amadas (todas)

En el momento del sí y de la ropa cayendo

Después: los bares, los cafés

Las charlas con amigos

En tardes de semana

Evadido del trabajo



EL JUEGO Y LA PULSIÓN

El juego y la pulsión

Apostarme y acechar tu rutina insulsa

Panóptico de tus trámites

¿Qué pequeñez se tragará esa puerta

Vedada a mi indiscreción?

Qué femineidades, signos

Develaré en la instantánea

Primera, fugaz visión

Evanescencia del ideal, de la mujer que duele

Cuando en mis ojos se apoya

Tu lugar en el espacio

Tu masa desplazando el aire

Tus verdaderos ojos

La contingencia de tu pelo

La reunión de los sentidos

Para un acomodo

Como caer modelando

En plan acróbata

Y empezar en cero

Abstrayendo datos

Separando rasgos

Reconstruyendo la mujer

De carne y hueso

De masa moldeada

De barro fértil

(El radar no registra actividad

E invade de presagios

El inocente bar)



QUE NO VENGAS

Que no vengas

No implica la muerte ni el olvido

Me implica a mí

Sentado ante otro trago

Recién servido

Todas esas cosas

Tienen un no sé qué

Un deseo colocado de más

Me calma saberte cerca

¿Por qué?

Tal vez mejor no asustarte

Total ¿quién puede

Retener un final?

Un no empezar a verte

Un fin de fiesta

Con picos muy altos

Una destrucción amanecida

Tarde

Adiós, el día de hoy no te verá

No debiste no llegar



CARNE AL FIN

Carne al fin

De diversos tonos rosa

De ocultas imperfecciones

De vacíos rellenables

De imanes

Ultrasonidos

De radioactividad

Que acaba matando el ánimo

El ritmo plácido de la cuerda



Llamarle nódulos u hondonadas

Puntos de reunión en la nada del tiempo

Concavidades que tiran hacia allá

Marismas que atrapan con manos sensuales

De las que no se escapa sin sudar

Sin pagar a la salida

Y que lógicamente, se buscan



Así, en ese ritmo tan amalgamado

Entró mi vida en vos

Maga de dedo inquieto

Caprichosa

Persistente cercanía



A VECES CESO EL SUEÑO

A veces ceso el sueño

Y pienso estúpidamente

Por qué una y la única

Entre todas las mujeres

Repetidas, constantes

Agotables en fluído



Apostarme, velar cerca

Del lugar donde aparecerás

Lógica, mágicamente

Como en un escenario rutilante

Bajo todas mis miradas

Sea plaza, oficina, café

Teatro, cine, tu puerta



EL SISTEMA Y SUS SONDAS

El sistema y sus sondas

Conectadas a mi ánimo

Mi líbido, mi esperanza

Succiona con fervor de sanguijuela

Sin atractivo siquiera

Sensual de vampiro

Me empozo

Me seco

Y a la larga revivo



El sistema encima mío

Tan mediando, tan listo

En ningún lugar

Operando siempre

Con interés, con desidia

Regateando la inclusa propina



Te quiero pero

Hay abismos a los cuales

No conviene acercarse

Si uno sabe volver

Más o menos ileso



Hay cosas demasiado fuertes

Hay cosas demasiado hermosas

Para degradar con condiciones

Darte un dulce

No te causará tristeza

Cosas que calladas son nobles

Dichas

Destruyen este encanto

No hay comentarios: